Desde los márgenes

Página oficial de Javier Giraldo Moreno, S.J.

Portada del sitio > Reflexiones > La Colombia que Camilo soñó

La Colombia que Camilo soñó

Miércoles 3 de agosto de 2016, por Javier Giraldo M. , S.J.

Es evidente que todo el movimiento que Camilo puso en marcha tenía como meta la construcción de una sociedad alternativa, menos injusta, menos opresora y más huma-na.

¿Cuáles serían los rasgos de esa Colombia nueva? En el lenguaje ético y cristiano de muchos de sus discursos, esa Colombia que se dibujaba en el futuro debía ser un país en el cual “se diera de comer a la mayoría de los hambrientos; se vistiera a la mayoría de los des-nudos; se enseñara a la mayoría de los que no saben y se buscaran medios eficaces para el bie-nestar de las mayorías”.

Al responder a un entrevista ya en medio de la agitación promocional del Frente Unido del Pueblo, imaginaba así, de manera sintética, los cambios revolucionarios fundamenta-les: esos cambios “deben ser preferencialmente sobre la propiedad de la tierra, la reforma ur-bana, la planificación integral de la economía, el establecimiento de relaciones con todos los paí-ses del mundo, la nacionalización de todas las fuentes de producción, de la banca, los transpor-tes, los hospitales, los servicios de salud, así como otras reformas que sean indicadas por la téc-nica para favorecer a las mayorías y no a las minorías, como acontece hoy en día” (Reportaje en Semana Al Día, Bogotá, junio 18/ 1965)

Pero ciertamente la fuente principal para acceder a su sueño de sociedad alternativa es la PLATAFORMA DEL FRENTE UNIDO. Esta tuvo dos redacciones: la primera fue un borrador redactado por él mismo y leído, quizás de manera un poco improvisada o es-pontánea, en una invitación que le hicieron las Juventudes Conservadoras de Antio-quia, en Medellín, el 12 de marzo de 1965; la segunda, con algunos cambios, fue publi-cada en el periódico Frente Unido, No. 1, el 26 de agosto de 1965, páginas 4 a 6.

Los grandes ejes de esa Colombia nueva son estos:
1) El problema de la TIERRA (Reforma Agraria)
2) El problema de las CIUDADES (fundamentalmente el suelo y la vivienda)
3) El problema del MODELO ECONÓMICO: ante todo su PLANIFICACIÓN, el comercio de bienes con otros países (importaciones y exportaciones), la dosificación de los impuestos, los sectores que no deben someterse a los criterios de la economía privada (lucro) sino que deben estar en manos del Estado para ser manejados con criterios de cobertura universal y equitativa: banca, aseguradoras, servicios de salud y seguridad social, transporte público, educación, medios de información masivos y recursos natura-les; la articulación entre iniciativa privada y bien común y el tratamiento a empresas transnacionales extractivas.
4) El problema del PODER POLÍTICO, enfocado en la TOMA DE DECISIONES POR LAS MAYORÍAS.
5) El problema de las RELACIONES INTERNACIONALES.
6) El problema de la DEFENSA y la fuerza pública.
7) El problema de una CULTURA desalienada y solidaria.
8) El problema de una JUSTICIA no politizada.
9) El tinte de AMOR EFICAZ que debería colorear todo.

Estos ejes siguen teniendo total validez, si bien deben complementarse con otros que Camilo contempló en sus análisis más globales del sistema pero que no incluyó como puntos concretos de su Plataforma.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.